Los universitarios en el interior del estado

Deja un comentario
En los Bordes de la Letra

denisse-rios-psst

Fotografía: Denisse Rios
Escrito por: Ginón Xhail Bojórquez Palma

Quienes tuvimos la oportunidad de estudiar una carrera universitaria en Mérida, pocas veces consideramos que fuera de la ciudad existen alternativas de educación superior inspiradoras y creativas, cuyo entorno no sólo es distinto del  escenario capitalino por la situación geográfica, sino que los retos representados por ésta  y las formas de enfrentarlos, exigen una mirada  y quizás una actitud diferentes, enfocadas más desde la perspectiva humana que en una supuesta hegemonía que imponen las modalidades universitarias convencionales.

Estas alternativas de cursar carreras profesionales fueron ideadas para que la gente de los distintos municipios del estado no precise desplazarse a la ciudad, y para responder a necesidades ocupacionales de naturaleza distinta de las carreras que regularmente se estudian en Mérida. Por ello conviene preguntarnos: ¿Qué ocurre con los jóvenes que están estudiando en universidades de los diferentes municipios del Estado de Yucatán?

Desde hace casi tres años, he tenido la oportunidad de laborar como Jefa del Departamento de Prensa y Difusión de la Universidad Tecnológica del Poniente, situada en Maxcanú, a unos 70 kilómetros de la capital yucateca.

A simple vista la Universidad cuenta con todo lo que necesita: con la infraestructura necesaria y reciente, con aulas inteligentes, laboratorios de cómputo y una planta de profesores capacitados, por mencionar sólo algunas características que cualquier otra universidad debe tener. Los alumnos desde luego llenan las aulas y toman parte en los procesos de enseñanza, al punto que una generación completa ha egresado de las cinco carreras que se ofrecen, y los salones de clase continúan llenos. Hasta aquí no hay ningún problema relevante; pero si continúo con la pregunta inicial, nos asomamos a una ventana donde la realidad de los jóvenes universitarios del interior del estado contrasta con la de muchos de los jóvenes que tienen oportunidad de estudiar en Mérida, ajenos a un contexto de pobreza rural como el que rodea al municipio de Maxcanú. Por ejemplo, los alumnos de esta institución se trasladan caminando a la Universidad, porque muchas veces no tienen cinco pesos para poder pagar el mototaxi. Hay  historias conmovedoras de estudiantes que vienen en “aventón” desde otro municipio, a varios kilómetros de distancia, porque ese día sólo tenían unos pocos pesos para comer. Muchos de ellos tienen que luchar en contra de sus propios padres que por su situación económica, no quieren que sigan estudiando, pues la universidad no provee a la familia del raquítico ingreso que el estudiante podría aportar si en lugar de estudiar buscara algún empleo asalariado o ayudara a su padre en las labores del campo.

Para cada uno de los estudiantes, ir a la Universidad es, sin la menor duda,  un reto del día a día. No cuentan con computadoras en sus casas, ni mucho menos con internet. Para ellos, pagar la impresión de copias o de sus tareas escolares puede significar no desayunar o quizás sacrificar el ahorro familiar del mes, pues aunque  la mayoría de los alumnos cuenta con una beca de 700 pesos mensuales, no siempre la usan para actividades de la escuela sino para comer, para moverse o sencillamente para vivir con menos carencias.

La Universidad trata de hacer esfuerzos para que cada uno de estos jóvenes pueda continuar con su carrera, y que el dinero no sea un impedimento en su trayecto, para que triunfen las ganas sobre cualquier impedimento que puedan tener. Sin embargo, muchas veces, las adversidades económicas sociales o culturales ganan, por lo que estos jóvenes tienen que dejar de estudiar e irse a trabajar en lo que sea para poder aportar dinero en sus casas. ¿Sus casas? Muchos de ellos viven en chozas de paja, o en precarias construcciones de una sola pieza donde tener baño es un lujo. Además, la violencia intrafamiliar, causada por múltiples factores, es frecuente, y según se sabe- a través de los tutores- algunas jovencitas resultan embarazadas desde muy jóvenes y con todo tipo de problemas.

Mis apuntes no se proponen hacer sentir compasión por estos jóvenes; al contrario, ya que como profesional  he tenido la oportunidad de escuchar un sin fin de historias de boca de cada uno y siento orgullo por aquellos que a pesar de todos los problemas, han logrado cosas positivas para su desarrollo personal y profesional. Por muy pequeñas o grandes que sean, las han logrado con muchísimo esfuerzo. En mi opinión deberíamos sentir orgullo por tener jóvenes yucatecos tan comprometidos con el futuro, y valorar el tesón de las autoridades educativas de Yucatán, empeñadas en crear un capital humano que ayude al desarrollo de la entidad. Quizás deberíamos llevar este mensaje a los jóvenes que están en las consideradas “mejores universidades” estudiando, con todas las comodidades en sus hogares, para que sepan valorar las cosas y no desperdicien las oportunidades que su afortunada vida les ha ofrecido. Nadie debe dudar que existen muchísimos jóvenes que todos los días se despiertan sin saber si podrán llegar al aula de la Universidad o acaso desayunar o tomar un mototaxi.

Ver el cambio de actitud de un joven, desde que inicia en la Universidad hasta el día que egresa, es mirar un cambio abismal que llena de emoción y felicidad a cada una de las personas con las que comparto mis días laborales. Hay estudiantes egresados de la Universidad que han logrado montar sus propios negocios, alumnos que han presentado ponencias en congresos nacionales o que han viajado a Francia. En fin,  el esfuerzo personal y comunitario de Maxcanú, donde los jóvenes luchan contra viento y marea, y logran romper el círculo de la pobreza, es un asunto humano que podría servir de ejemplo a todos aquellos que no han aprovechado cabalmente lo que la vida ofrece.

No.18
No. 18
no.18
No.18

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s