Paisaje marino

Deja un comentario
Alpie, Letras de Agua

6ka4w0hnmd0-alice-mourou

Fotografía: Alice Moirou
Escrito por: Elizabeth Bishop
Traducción: Jonatán Delgado Martínez

Este celestial paisaje marino, de garzas blancas elevándose como ángeles,
volando tan alto como quieren, tan lejos como desean,
ladeándose en hileras e hileras de inmaculados reflejos;
toda la región, desde la más alta garza
hasta la ingrávida isla de manglares,
con sus brillantes hojas verdes bordeadas pulcramente de excremento
de aves que las iluminan como plata,
y abajo hacia los arcos sugerentemente góticos de las raíces del manglar
y el hermoso pasto verde chícharo que lo circunda,
donde a veces salta un pez, como una flor salvaje
en un ornamental rocío de rocío;
este tapiz de Rafael diseñado para un Papa:
sin duda se asemeja al paraíso.
Pero el esquelético faro que ahí se posa,
en su blanco y negro vestido clerical,
que vive en sus nervios, cree saber la verdad.
Piensa que bajo sus pies de acero se encuentra
contenida la rabia del infierno,
que por eso la superficie del agua es tan cálida,
y él sabe que el paraíso no es así.
El paraíso no es como volar o nadar,
tiene algo más de semejante a la negrura y una feroz luminosidad,
y cuando caigan las sombras, el faro recordará
algo ríspido que decir acerca de este tema.

No.18
No. 18
no.18
No.18

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s